Inicio Noticias Domótica y seguridad para todas las necesidades
Domótica y seguridad para todas las necesidades
Viernes, 10 de Julio de 2009 17:09

[Artículo original que con modificaciones fue publicado como publirreportaje en el suplemento Su Vivienda de El Mundo, el 10 de julio de 2009]

Nuestra idea empresarial

Cuando pusimos en marcha la empresa sabíamos que a la domótica le quedaban todavía unos cuantos años para ser de uso común. Así que decidimos crear dos divisiones: una empresa de ingeniería para hacer proyectos a medida y una tienda online para vender productos sencillos que cualquier persona con algunos conocimientos pudiera instalar y utilizar por sus propios medios. La primera para atender a los ya convencidos; la segunda para acercar algunos de los beneficios de la domótica al gran público.

Mediante la empresa de ingeniería, hdi2 (abreviatura de Hogar Digital e Inmótica Ingenieros), podemos atender a aquellos clientes que ya conocen en qué consiste la domótica y saben los beneficios que pueden obtenerse de ella. Aún así suelen necesitar ayuda para decidir qué es lo que quieren y cómo debe funcionar: son muchas las decisiones a tomar. Una instalación media requiere integrar muchos dispositivos complejos que hay que programar o configurar. Casi todos los elementos a controlar funcionan a 230V y necesitarán cambios en el cuadro eléctrico. Por estos y otros motivos, las instalaciones complejas deben hacerlas profesionales cualificados.

La tienda online, domoticayseguridad.com, nos permite acercarnos al gran público y ofrecerle productos mucho más sencillos y fáciles de instalar que los de gama profesional. Contrariamente a lo que mucha gente piensa, empezar a disfrutar de las ventajas de la domótica no es  ni muy complejo ni muy caro. Nuestro controlador más vendido cuesta alrededor de 75€ y permite recibir órdenes vía radio y controlar dispositivos enviando comandos por la red eléctrica. Puede controlarse también desde un ordenador con un software que se comunica por el puerto USB. Un mando a distancia por radio sencillo cuesta menos de 17€ y permite enviar órdenes a cuatro controladores distintos. Un controlador de luces o aparatos cuesta menos de 30€ y se puede enchufar en cualquier toma de red eléctrica; a él se enchufa después la luz o aparato a controlar. Por menos de 100€ se podrían adquirir los elementos necesarios para encender, apagar o regular una lámpara mediante un mando a distancia. La instalación se haría en cinco minutos y se podría ampliar fácilmente para controlar otras luces o aparatos. Por 50€ más el control podría hacerse mediante un programador controlado desde un PC.

En materia de seguridad, nuestra central de alarma más sencilla cuesta menos de 220€ e incluye una central con teclado y sirena, tres sensores de intrusión inalámbricos y un mando a distancia. Puede avisarnos por teléfono en caso de alarma y aunque ofrece la posibilidad, no es preciso conectarla a una Central Receptora de Alarmas.

Para los productos más avanzados, recientemente hemos abierto una sección de cables, conectores y herramientas, de modo que nuestros clientes con conocimientos técnicos encuentren todo lo necesario para poder llevar a cabo sus propias instalaciones.

Del control a la domótica

Aunque el propósito de la domótica es el control de los dispositivos del hogar, su valor se pone de manifiesto cuando se logra la integración entre ellos consiguiendo un funcionamiento más inteligente. Por ejemplo, si estoy sentado en el sofá y quiero apagar la luz, resulta conveniente hacerlo mediante un mando a distancia para no tener que levantarme. Pero si lo que quiero es ver una película, quizás quiera atenuar la luz, encender la televisión y el reproductor de video, y bajar la persiana. La ejecución simultánea de un conjunto de órdenes se denomina en términos domóticos una escena.

Las escenas se definen en función de necesidades habituales, haciendo nuestro hogar un poco más inteligente. Llega la hora de acostarse y queremos apagar las luces que hayan quedado encendidas y bajar un poco la calefacción. Es la hora de levantarse, suena el despertador y se enciende la luz de la mesilla; por suerte, el cuarto de baño se está calentando desde hace un rato y la cafetera se pondrá en marcha dentro de unos minutos para que tengamos el café listo cuando salgamos del baño.

Domótica y seguridad

La domótica y la seguridad están muy relacionadas entre sí. Muchos sistemas domóticos incluyen prestaciones de seguridad, al igual que las centrales de seguridad tienden a incorporar funciones domóticas. Resulta conveniente para el usuario que quiere cada día más prestaciones.

De hecho, una buena instalación domótica debe tener en cuenta la instalación de seguridad existente. Muchos elementos en el ámbito doméstico pueden ser comunes, como los sensores de presencia. Cuando estamos en casa queremos que por la noche se encienda la luz del pasillo si nos acercamos. Cuando no estamos el mismo sensor puede detectar la presencia de un intruso.

Nos vamos de casa y al armar la alarma queremos que se apaguen todas las luces y se cierren las persianas. También que pasado un rato las luces se enciendan y se apaguen de vez en cuando para simular que aún estamos dentro.

Principales ventajas

Habitualmente se considera que la domótica proporciona una mayor comodidad, pero esta no es su única ventaja. Si se utiliza correctamente, puede servir para ahorrar energía y aumentar la eficiencia. Por ejemplo apagando aquellas luces que no se estén utilizando, reduciendo la climatización por la noche o cuando no estamos en casa, avisándonos si una puerta o una ventana permanecen abiertas demasiado tiempo o regando el jardín sólo cuando sea necesario.

También contribuye a mejorar la seguridad en lo que habitualmente se denomina seguridad técnica. Si se produce un escape de gas, además de disparar una alarma se puede cortar el suministro. Lo mismo puede hacerse con un escape de agua, que evitará daños materiales. En el cuarto de los niños pueden desconectarse los enchufes que no estén en uso para evitar accidentes.

Por último, una vivienda con domótica sin duda valdrá más que otra similar que no la tenga.

Ayuda a las personas dependientes

Lo que para unos supone mayor comodidad para otros puede ser una necesidad. El hogar de un minusválido puede adaptarse de forma que le ayude a compensar su minusvalía y le permita vivir de forma más independiente.

La domótica también permite mantener una vigilancia preventiva de las personas mayores sin invadir su intimidad. Más allá de disponer de un pulsador de aviso, una ausencia prolongada del domicilio o un tiempo excesivo de inactividad pueden servir para alertar de un posible problema. Cada día son más los avances en esta materia que incluyen sensores cada vez más fiables para detectar caídas o recoger medidas sin salir de casa como el peso, tensión arterial, pulsaciones, azúcar en sangre, nivel de oxigenación, espirometrías o electrocardiogramas, por ejemplo.

Qué ofrecemos

Si bien la domótica y la seguridad engloban un conjunto amplio de productos y servicios, pensamos que debemos llegar un poco más lejos para satisfacer todas las necesidades de nuestros clientes. No sólo domótica sino también comunicaciones, incluyendo redes cableadas o inalámbricas, telefonía e Internet, así como aplicaciones multimedia de ocio y entretenimiento. No sólo seguridad anti-intrusión sino también seguridad técnica, videovigilancia y control de acceso.